10 Consejos para ahorrar en el día a día

on Diciembre 22, 2014 Economia en España and Etiquetas: , , , , , , , , with 0 comments
logo_de_garantia_inmofinan Reunificación de deudas, préstamos personales, créditos, Inmofinan

Si quieres aprender a ahorrar un poco más de dinero al mes, no puedes perderte estos 10 consejos para ahorrar en el día a día.Tener un pequeño fondo ahorrado va a ayudarte a poder financiar proyectos especiales, la educación  de tus hijos, tu jubilación, o para emergencias familiares. Tener un poco de dinero como “fondo” te va a ofrecer la posibilidad de en caso de emergencias no tener que recurrir a préstamos rápidos, o créditos rápidos, y podrás tirar de ese dinero ahorrado.

10 Consejos para ahorrar

Para ahorrar un poquito de dinero sin tener que hacer grandes esfuerzos, ni sacrificios, puedes seguir esta serie de consejos:

Anota todos tus gastos durante un mes:

Ahorrar un poco de dinero al mes, no es tan complicado, antes de plantearte cuanto puedes realmente ahorrar al mes, necesitas saber la capacidad real de ahorro con la que cuentas. Si nos dedicamos a apuntar todos los gastos que tenemos durante un mes, nos va a ofrecer la posibilidad de conocer exáctamente en qué se nos va el dinero. Sabrás en qué gastas el dinero diariamente, semanalmente y mensualmente. En la actualidad hay muchas facilidades a la hora de apuntar tus gastos, ya que hay muchísimas apps en el móvil, no obstante también puedes recurrir a un sistema más clásico y utilizar una libreta para apuntar tus gastos. Es muy posible que te lleves una sorpresa al conocer tus gastos y en qué te gastas exactamente el dinero.

Una vez que sepas en qué  gastas tu dinero, podrás diferenciar entre los gastos necesarios y los prescindibles. Si planificas mejor tus gastos, puedes ahorrarte mucho dinero en cosas como la botella de agua mineral que te compras todos los días de camino al trabajo. Puedes optar por soluciones tan fáciles como llevar una botella de agua contigo por las mañanas, o llevar un termo de café hecho en casa por las mañanas. O espera a llegar a tu oficina a las máquinas de vending para tu café, será mucho más barato que tomarlo en un bar de camino.

En cuanto a las tarjetas de crédito, deberías empezar a darte cuenta de los intereses que tendrías que pagar en el caso de que al final de mes, no pagues la totalidad de tus compras.  Obviamente comenzar a ahorrar, no significa no poder disfrutar del café diario, o de vestirte con la ropa que te gusta, ¡Podrás seguir haciéndolo! No obstante, siempre es buena opción buscar alternativas u ofertas que te permitan ahorrar.

Lo primero que es recomendable para hacer es plantearte un objetivo alcanzable y asequible que te ayudará a comenzar a ahorrar un poquito cada mes, de esta forma poco a poco tu mismo te irás motivando viendo los resultados, y por otro lado también evitarás gastos innecesarios.

Establece pagos de tu sueldo… Y págate a ti primero

Una de las tácticas que te ayudarán a ahorrar, y que esto sea un hábito para ti, es darte prioridad a ti mismo. Esto no significa que el día 1 del mes, te gastes todo tu sueldo, sino que establezcas un porcentaje de tu sueldo para ti mismo y tus gastos.

Por otro lado, también es recomendable que te plantees un objetivo realista a un medio plazo, largo plazo. Y también que guardes una cantidad de dinero fija en tu cuenta de ahorros o de inversiones.

Actualmente los bancos permiten automatizar estos procesos, de esta forma podrás pedir que el día “x” de cada mes, pueda apartarse de tu salario una cantidad “x” la cantidad realmente no importa tanto, aunque te parezca que apartas muy poco dinero, hazlo.  Esa pequeña cantidad de dinero que irás guardando puede suponer una gran diferencia. De esta forma, también vas a conseguir que el hábito del ahorro se quede mucho más arraigado en tus propias costumbres, y también conseguirás tener la satisfacción de saber que has conseguido ahorrar un poquito.

Aprende a planificar tus transferencias

Los fondos de ahorro, fondos de pensiones etc, te permiten escoger la fecha para la transferencia automática, planificar estas fechas, te permitirá controlar mucho mejor cada uno de los movimientos que vas realizando. Por otro lado, no es recomendable que programes todos los movimientos para el mismo día.

Si tus pagos se realizan cada dos semanas, programa las transferencias cada dos semanas, si eres autónomo, prográmalo hacia la mitad de mes, de esta forma no te coincidirá que tienes que pagar la mayoría de tus cuentas.

Paga tus deudas, o al menos… ¡Redúcelas!

Terminar de pagar tus deudas, sin duda alguna es una de las mejores formas de ahorrar dinero. El gran problema de las deudas son los intereses a pagar, ya que estos intereses son muy altos, comparativamente son mucho más altos de los intereses que te ofrecen la mayoría de las cuentas de ahorro. Es por esto que es ampliamente recomendable que reduzcas tus deudas en tarjetas de crédito, préstamos, u otras deudas que puedas tener. De esta forma conseguirás ahorrar mucho más y además fácilmente. La única deuda que deberías plantearte a largo plazo es la de la hipoteca.

Sé tu propio agente de préstamos

Cuando termines de pagar tus deudas, o préstamos, sigue haciendo pagos mensuales como si siguieses pagando la deuda, pero a ti mismo, puedes programar una transferencia que se efectúe de una forma automática desde tu cuenta corriente a la cuenta de ahorros o tu fondo de inversiones.

Ten objetivos y sobre todo, ¡Márcatelos!

¿Qué es lo que verdad quieres conseguir? ¿Qué es lo que de verdad necesitas? Entérate de lo que realmente cuesta lo que quieres, y ahorra con la motivación de conseguirlo. Intenta marcarte metas realistas, ya que de nada sirve marcarte metas que sabes, no puedes conseguir. Una forma para motivarte y seguir recordándote lo que buscas es poner  la foto en la billetera e incluso en tu frigorífico, de esta forma, cada vez que te entren ganas de comprarte algo que en realidad no necesitas, mira la foto, y piensa, ¿Realmente quiero esto más que esto otro?

Abre una cuenta de ahorro, y ¡No la toques!

Intenta ahorrar para cosas aún más grandes que ese pequeño capricho. Este tipo de cuentas bancarias de ahorro, no tienen riesgos, y tienen una tasa de interés más grande que las cuentas de ahorro normales. No obstante el dinero tiene que quedarse depositado ahí durante “X” tiempo, ¿ qué pasaría si lo sacásemos antes?  En ese caso deberías pagar una “penalización”. De esta forma te estás obligando a no tocarlo cuando quieres comprarte cosas que realmente no necesitas.

Guarda un frasco con tus monedas sueltas

En un frasco grande con boca estrecha (así evitarás meter la mano), colócalo en algún lugar muy visible para ti, y todas las noches vacía las monedas que lleves en tu cartera. ¿Qué ocurre cuando el frasco esté lleno?  Puedes hacer paquetitos tu misma, o usar máquinas de contar el cambio. De esta  forma conseguirás cambiar las monedas por billetes. Después de un tiempo puede que esta acción tan simple te sirva para por ejemplo pagar una mensualidad del gimnasio.

Los ingresos extra, ¡Ahorralos!

Si recibes alguna cantidad de dinero extra, ingrésalo en tu cuenta de ahorros.  En el caso de que tengas deudas, dedica ese dinero “extra” a pagar tu deuda, otra opción es hacer un pago extra en tu hipoteca.

Intenta gastar menos en gasolina

Si sueles usar el coche de una forma bastante frecuente, deberías tener muy en cuenta que la gasolina es muy cara,  si usas menos el coche, gastarás menos dinero. Si tienes que llevar a tus hijos al colegio, una opción es poneros de acuerdo varias madres, y que cada día les lleve uno al colegio. Siempre que puedas procura utilizar el transporte público, o ir caminando si el sitio se encuentra cerca.

¿Te han servido estos consejos de ahorro?

¡Compartelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add comment

Para lo que Necesites

Desde 3.000€

Paga hasta un 50% menos al mes. ¡Rápido y Sencillo!

Gracias por su contácto. Uno de nuestros asesores estará revisando su caso y lo llamará para verificar factibilidad de su financiación.