3 motivos por los que la mayoría de las personas no ahorra

on agosto 12, 2017 Economia en España with 0 comments
Liquidez para mayores Dinero y liquidez para mayores

Muchas personas piensan que los dos motivos fundamentales por lo que no se disponen a ahorrar es porque su sueldo no se los permite y porque cada día son más las circunstancias (inflación, avances tecnológicos, etc.) que se los impiden. Sin embargo, existen más razones y muchas de ellas tienen que ver más con nuestras decisiones que con otros factores. Hoy te diremos cuáles son tres que envuelven a la mayoría de las personas y cómo evitarlas. ¡Toma nota!

 

  • Abusar de las ofertas. Los precios que tanto nos gustan no siempre son lo que creemos. Muchas veces, lo que nos engaña es el porcentaje que suponemos están restándoles, cuando en realidad se trata de un timo. La mayoría de esos descuentos y ofertas son bien pensados. No es el caso de las liquidaciones, precisamente, pero sí puede ocurrir que un artículo cuesta cierta cantidad de dinero y uno similar casi el doble; teniendo en cuenta que el descuento del segundo sea del 40%, cualquiera pensaría que es una ganga, cuando en realidad se pagaría lo que cuesta el promedio de un artículo de ese tipo. Ir tras cada oferta solo puede traernos una falsa esperanza de que estamos invirtiendo y/o gastando de manera inteligente nuestro dinero y no es así.
  • Comprar por aburrimiento. Lo peor que puedes hacer es pasar tus momentos de ocio en un ordenador pillando compras online. No solo estarás agregando cosas que no necesitas al carrito de la compra, sino que más adelante te arrepentirás y se lo achacarás todo a un momento de poca lucidez, pero seguramente lo repetirás más adelante. Sí, las compras por Internet son fáciles pero sobre todo adictivas, así que evítalas a menos de que sepas controlar tus impulsos de comprar. Esto también aplica para las tiendas físicas; es mejor que salgas a trotar o a pasear a tu mascota, pero acercarte a los comercios déjalo para cuando sea realmente necesario.
  • Comprar por inseguridad. Muchas veces ocurre que nos dejamos llevar tanto por la publicidad como por nuestros allegados y hasta los dependientes de las tiendas. El caso es que si un vendedor se esmera en presentarte un producto y sientes que se ha esforzado tanto por vendértelo, lo mínimo que puedes hacer es llevarlo o comprar cualquier cosa para compensar su tiempo. No lo hagas, no caigas tan fácilmente. A menos de que se trate de algo que necesitas o quieres para un fin relevante, no compres algo por ser parte de un grupo (y sentirte presionado por él) o por no tener las agallas de decir “no, gracias”. Si complaciéramos a todos los vendedores, estaríamos arruinados y en nuestros hogares guardaríamos un sinfín de cosas que no nos sirven más que para endeudarnos con el banco. Además, ningún vendedor está haciéndote un favor, solo están haciendo su trabajo.

 

 

La próxima vez que sientas que no tienes dinero para empezar a ahorrar, piensa en si has pasado por alguna de estas situaciones y evalúa si estás haciéndolo bien o no. Seguramente te habrá ocurrido alguna y si no, deberías tener cuidado de no caer en ellas. Después de todo, el ahorro es lo único que puede generarnos disciplina financiera y si no lo ponemos en práctica, constantemente tendremos problemas para llevar a cabo cualquier proyecto, desde hacer un viaje hasta comprar la casa de nuestros sueños. Ahora que lo planteamos así, ¿vale la pena gastarlo todo en cosas banales?

 

Andreina Gutiérrez Romero

Para lo que Necesites

Desde 3.000€

Paga hasta un 50% menos al mes. ¡Rápido y Sencillo!

Gracias por su contácto. Uno de nuestros asesores estará revisando su caso y lo llamará para verificar factibilidad de su financiación.