sistemas para la financiacion

4 claves para no estresarte por dinero

Si algo tienen en común la gran mayoría de los trabajadores, es que dependen de dos días importantes: el quince y el último de cada mes. Una vez que empiezan a ganar dinero, sus estilos de vida cambian en muchos sentidos. Algunos positivos y otros que pueden mejorar, pero nadie está exento de los cambios.

Hoy por hoy, el estrés que causa el dinero es común entre las personas, pues son muchas las presiones que este genera. Sin embargo, existen métodos que pueden ayudarnos a no sentirnos frustrados a causa del mismo. Hoy te diremos cuatro de ellos, ¡toma nota!

 

 

  • Detectar las fallas. Conocer cómo gastamos el dinero que ganamos es lo primordial. Si no somos conscientes de cuánto dinero destinamos a cada gasto ni si son los valores adecuados, no podremos tener control sobre los mismos. Entonces, antes de planificar un presupuesto, primero debemos conocer qué tipo de consumidores somos. Tal como si se tratase de una enfermedad, si no diagnosticamos, no sabemos cómo atacarla.
  • Planificar. Generar un presupuesto es el segundo paso, seguirlo al pie de la letra sería lo ideal, pero como siempre existen los imprevistos, es importante destinar un fondo de emergencias. Incluyendo este apartado en nuestro presupuesto mensual estamos generando un poco de seguridad en nuestras finanzas, lo que se traduce en tranquilidad para nosotros y menos estrés. En él también debes incluir un fondo para gastos banales, sin excederte, pero también es necesario para no sentirnos esclavos del dinero.
  • Corregir las fallas. No cometas los mismos errores una y otra vez. Si sabes que el mes pasado abusaste de las juergas cada fin de semana, este mes limítalo a la mitad o empieza a hacer las reuniones en tu casa. Puedes cambiar experiencias por otras igual de divertidas pero más económicas. La idea no es que te prives de tus gustos sino moderarlos, pues todos los errores surgen a raíz del descontrol, y esto ocurre en cualquier aspecto de la vida.
  • Medir resultados. Haz la prueba durante uno o un par de meses y compara cómo te fue con respecto a los anteriores. Seguramente notarás una diferencia exponencial conforme te acostumbres a tu nuevo estilo de vida. Recuerda que todo lo que vale la pena conlleva un esfuerzo de tu parte y si lo ves reflejado, la satisfacción te llenará de energía positiva.

 

En resumen, si no actúas no puedes esperar que el problema deje de perseguirte, ergo, que tu frustración no desaparezca. Estresarte a causa del dinero solo te traerá bajas de ánimo, problemas para trabajar y disfrutar plenamente de cada aspecto de tu vida. Y sí, el dinero es parte fundamental de nuestro día a día y sin él estaríamos en muchos apuros, pero definitivamente no es lo único ni tampoco lo más importante en la vida.

Es cuestión de que sepas en qué fallas y de inmediato trabajes en corregirlo. Suena evidente, pero es lo único que puede sacarte del estrés en el que vives. Actúa hoy ¡y empieza a ver resultados!

Andreina Gutiérrez Romero