Conviértete en tu propio jefe

6 consejos para administrar mejor nuestro presupuesto personal

Muchas veces nos encontramos en situaciones económicas que no son las óptimas ni las más estables, sin embargo, podríamos sorprendernos al saber que la mayoría de ellas son provocadas por nosotros mismos. ¿Cómo podemos detectar si estamos despilfarrando el dinero?

Para empezar, no es de extrañar que, cada vez que cobramos nuestro salario, transcurren pocos días antes de que la cuenta de desinfle repentinamente. Esto ocurre debido a que, inconscientemente, estamos acostumbrados a comprar de forma financiada.

¿No les ha pasado que al pagar un artículo con la tarjeta de crédito sienten que resulta más económico por el simple hecho de no tener que cancelarlo inmediatamente? Ese irónico truco es del que los bancos se aprovechan para que sus clientes, especialmente aquellos que se decantan por adquirir compulsivamente todo lo que creen necesario, utilicen sus tarjetas y generen intereses en sus deudas.

Si es su caso, no hay nada de qué preocuparse… ¡sino de ocuparse! Por eso, hoy les brindaremos seis consejos claves para no caer en la tentación de comprar sin medida y así mantener un estado financiero positivo.

 

  • Llevar registro de los gastos. Cuando somos jefes de familia o dependemos de nosotros mismos, es muy importante asentar en una tabla los ingresos y egresos del mes. Solo así podremos comparar y evaluar en qué invertimos y en qué derrochamos el dinero. Lo ideal es que los egresos nunca superen a los ingresos y que siempre se le dé importancia al ahorro.
  • No gastar más de lo que se tiene. Por más que se presente la circunstancia, si no podemos permitirnos comprar algo, es mejor no hacerlo. Antes de sentir que estamos desaprovechando la oportunidad de nuestra vida, es necesario evaluar si esa compra o inversión se debe a un capricho o a una verdadera necesidad.
  • Calidad antes que cantidad. Es un error confundirlas; si nos acostumbramos a llevar versiones económicas de un producto, podríamos llevarnos la sorpresa de que resulte una pésima compra. Es mejor adquirir uno de buena calidad, que sabemos que no nos dejará mal. Una buena idea es buscar las versiones familiares de los productos efectivos. Es una manera de ahorrar, a la vez que aseguramos un mejor confort. Como dice el dicho: “Lo barato sale caro”.
  • Fijar metas. Otro aspecto en común es querer trazar varios proyectos de manera simultánea, sin embargo, esto podría estropear la efectividad de alguno o varios de ellos. Por este motivo, lo ideal es fijar plazos para concretar cada meta. Por ejemplo, si queremos remodelar los baños de la casa, lo lógico es que sea uno a la vez. Si trabajamos en todos al mismo tiempo, tendremos que buscar otro sitio donde vivir mientras están listas las obras, lo que generaría un incremento en el presupuesto.
  • Establecer prioridades. Por más que queramos ese atuendo que vimos en aquella vitrina o esa consola de videojuegos que tanto nos han pedido nuestros hijos, es importante estar consciente de que estos artículos deben adquirirse cuando sea el momento adecuado y no conforme los deseamos. A veces nos dejamos llevar por nuestras emociones y tomamos decisiones de las que podemos arrepentirnos más adelante. Además, nunca se sabe cuándo podría presentarse una emergencia y siempre tranquiliza saber que contamos con un fondo para estos casos.
  • Premiar de vez en cuando. No todo es trabajo y responsabilidades, dentro de nuestro presupuesto debemos incluir una cantidad de dinero para darnos esos pequeños gustos que merecemos. Podemos administrarlo de manera paulatina o ahorrar para unas buenas vacaciones.

 

Es importante tener conciencia acerca de que el dinero existe para gastarlo, pero si se hace de la mejor manera posible, será menos probable que pasemos trabajo a causa de él. 

Andreina Gutiérrez Romero

 

Para lo que Necesites

Desde 3.000€

Paga hasta un 50% menos al mes. ¡Rápido y Sencillo!

Gracias por su contácto. Uno de nuestros asesores estará revisando su caso y lo llamará para verificar factibilidad de su financiación.