mejor-hipoteca

6 formas de ahorrar energía en casa sin limitar su uso

Cuando tus padres te decían que apagaras la luz si no estabas utilizándola, no lo hacían por molestarte, pero eso es algo que no entendiste realmente hasta que te convertiste en el adulto que eres y comenzaste a trabajar para pagar los servicios de tu casa. No obstante, te sorprenderías al saber que esa no es la única manera de ahorrar el consumo de energía, por lo que te hemos preparado seis claves para lograrlo.

 

  • Desconectar los artefactos mientras estén en reposo. Cuando no estén en uso, lo mejor es desenchufarlos pues así no habrá el mínimo consumo de su parte. No todos indican en su etiqueta cuánta energía gastan mientras están en reposo, pero puedes reconocerlos fácilmente; por lo general, mantienen una bombilla tenue encendida, o un letrero en alguna de sus pantallas, marcando un símbolo de stand by, la hora o la fecha (como es el caso de los microondas, por ejemplo).
  • Darles un uso adecuado a los aires acondicionados. No debes prenderlos y apagarlos a cada rato; primero consigue la temperatura que deseas y déjala ahí durante el tiempo que necesites, especialmente, si estás utilizando equipos electrónicos que también la requieran (ordenadores, fotocopiadoras, etc.). Recuerda que no debes abrir las ventanas mientras el aire acondicionado esté encendido; de esta manera, evitarás que trabaje forzadamente.
  • Abrir en caso de emergencia. Mientras no sea necesario mantenerlo abierto, lo mejor es que el refrigerador permanezca cerrado. A pesar de que existen las neveras inteligentes, aún sigue siendo mucha la energía que emplean para mantener la temperatura dentro, por lo que si abres constantemente la puerta, entrará el calor de afuera y harás que trabaje de más para estabilizarse.
  • Bombillas ahorradoras. Lo más recomendable es aprovechar las horas de la mañana, el mediodía y la tarde (antes de que oscurezca) para realizar aquellas actividades que requieren de una buena iluminación, como leer, estudiar, dibujar, entre otras. Si ya no hay remedio y el tiempo que tienes disponible para hacerlas es en la tarde o en la noche, existen bombillas de bajo consumo que pueden durar hasta ocho veces más que las convencionales. Su luz es blanca y perfecta para todas estas actividades, debido a que no es necesario forzar la vista.
  • Calentador de agua. Aunque sea muy placentera, el agua caliente no solo no es la más indicada para bañarnos sino que implica un consumo enorme de energía. Por necesidad (aunque, a veces, por puro confort), la utilizamos a una temperatura promedio de 45º C, pero con cuarenta es suficiente.
  • La calefacción. Al igual que ocurre con el aire acondicionado, es recomendable no abrir las ventanas mientras esté encendida. Sus fuentes de calor no deberían estar cubiertas por ningún elemento de decoración y es necesario realizarles el mantenimiento necesario para evitar sorpresas, al igual que con la caldera. La mayoría de las cosas que se dañan, lo hacen por falta de cuidado.

 

Ya lo sabes, la próxima vez que utilices alguno de estos artefactos, recuerda que eres tú quien que paga por ellos, así que piensa dos veces antes de tomártelo a la ligera. Puedes hacer el experimento, pero tendrás que ser cuidadoso de seguir los consejos que te dimos anteriormente. Compara los recibos de un mes a otro y notarás la diferencia. ¡Anímate! No solo cooperarás con el ambiente sino con tu bolsillo.

Andreina Gutiérrez Romero

 

Para lo que Necesites

Desde 3.000€

Paga hasta un 50% menos al mes. ¡Rápido y Sencillo!

Gracias por su contácto. Uno de nuestros asesores estará revisando su caso y lo llamará para verificar factibilidad de su financiación.