Refinancia tus deudas y disfruta al máximo de tu jubilación

on julio 22, 2014 Economia en España and Etiquetas: , , , , , , , , with 0 comments
logo_de_garantia_inmofinan Reunificación de deudas, préstamos personales, créditos, Inmofinan

La última reforma de las pensiones ha puesto en serios apuros a la Seguridad Social, haciendo peligrar muy seriamente las pensiones del futuro y dejando en mínimos las actuales. Ante esta situación, muchos jubilados buscan vías alternativas de ingresos para obtener una mayor liquidez y, así, poder disfrutar al máximo de la última etapa de su vida.

Si ya te has jubilado o estás próximo a la jubilación debes saber que dispones de varias opciones para obtener una mayor liquidez y poder disfrutar más de tus años como jubilado e incluso emprender aquel viaje que siempre quisiste hacer pero la falta de tiempo siempre te lo impidió.

Desde Inmofinan te presentamos dos opciones de liquidez que seguro que te resultan muy atractivas: la refinanciación de deudas y la compra – venta de tu inmueble.

En primer lugar, si estás pensando en acceder a una refinanciación de deudasdeberás contar con un certificado de la Seguridad Social que justifique ingresos para acreditar la entrada de ingresos en tu economía familiar. También deberás aportar la declaración de la Renta del último año, los 3 últimos recibos pagados de cada una de las deudas a reunificar y escrituras del o de los inmuebles que tengas en propiedad. Además, en el caso de que se hayan producido embargos, también deberás entregar autos judiciales, cartas de abogados, cartas de ficheros de morosidad…

Con la refinanciación de deudas, se aglutinarán todas tus deudas en un solo recibo para pagar menos cada mes poniendo como garantía la vivienda. Así, ganarás liquidez mes a mes empleándola en aquello que más quieras. Por otro lado, también puedes apostar por operaciones de compra – venta. En este caso se requerirá la misma documentación que para la refinanciación de deudas además de escrituras o nota simple del registro de la propiedad a comprar, contrato de arras o de reserva de la propiedad y escrituras o notas simples de otras propiedades de avalistas o segundas residencias.

En ambos casos, cuando fallezca el titular de la deuda, ésta pasa a sus herederos que deberán hacer frente a ella y, en caso contrario, la vivienda objeto de garantía pasará a ser del banco. Si estás interesado en cualquiera de estas opciones de financiación y necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos más que encantados de ayudarte a disfrutar al máximo de tu jubilación.

¡Compartelo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add comment

Para lo que Necesites

Desde 3.000€

Paga hasta un 50% menos al mes. ¡Rápido y Sencillo!

Gracias por su contácto. Uno de nuestros asesores estará revisando su caso y lo llamará para verificar factibilidad de su financiación.