'; body[0].innerHTML = contentHmtml + body[0].innerHTML; });

Reunificación de deudas

Junta todos tus pagos en uno y ahorra hasta un 70%

La Unificación de deudas permite agrupar varios créditos concedidos en distintos bancos, en diferentes fechas y a distintos tipos de interés

¡En Inmofinan podemos ayudarte!

Llama al 916 646 291

Estudio gratuito.

Contacta con Inmofinan

Hable con un asesor

Chat por WhatsAppContacto por la APP WhatsApp

Rellena el Formulario

Simulador de cuota para Refinanciar Deudas

Importe del préstamo
3,000     30,000
Introduce los años
1     10
* Estimación calculada con un 5% de interés anual. TIN: 10,90 % TAE: 11,46 % Importe total: Intereses:
Pago mensual:
Loading

Documentación que solicitamos

Perfil Personal

  • DNI.
  • Contrato de trabajo.
  • 3 Ultimas nominas.
  • Declaración de la renta o certificado de retenciones.
  • 3 Últimos recibos de préstamos a reunificar.

Pensionista

  • DNI.
  • Justificante de pensión.

Autónomos

  • DNI.
  • Modelo 100.
  • 3 Últimos trimestres.
  • 3 Últimos recibos de autónomos.

Empresas

  • Balance anual.
  • Escrituras sociedad.

*Después se solicitaran mas documentación en este caso.

Ejemplo de una reunificación de deudas

Gif de coche que va al trabajo y vuelve por la noche a casa

460€/mes +
Cuota de la hipoteca

Gif con gastos estimados del día a día en distintos establecimientos.

420€/mes +
Otros gastos

Gif animado de coche dando pequeños saltos


260€/mes
+
Cuota del coche

Triangulo de advertencia

Después
de la
Reunificación

Total: 1140€/mes

570€/mes

Ejemplo representativo

Cuota mensual 369,62€ Importe 100.000€ Plazo máximo 30 años, Mínimo: 5 años. Tipo de Interes 2%., Comisión de Apertura: 0,5%, Comisión de Cancelación: 1%, Comisión de cancelación anticipada 0,25%, Comisión de Estudio 0% ejemplo representativo del coste total del préstamo: 133.729,20€, Plazo entre 5 y 30 años. TAE ENTRE 2% Y 4% MAXIMO. No damos préstamos a corto plazo.

Obtenga ayuda con sus deudas

Hable con un asesor

Como tramitamos las solicitudes

Paso 1

Documento con una lupa

Estudiamos la operación para el mejor resultado

Una vez recibidos los datos y la documentación del solicitante estudiamos la operación de manera Gratuita.

Paso 2

Documento con calculadora para buscar el mejor resultado

Buscamos la mejor opción

Presentamos la operación en los bancos que colaboran con nuestra empresa Inmofinan, si es viable informamos al solicitante de las mejores opciones disponibles para la reunificación.

Paso 3

Mano eligiendo el mejor préstamo y recibiendo monedas

El dinero en su cuenta

Una vez aprobada la reunificación se firma el nuevo préstamo en la entidad bancaria en la que se decidió llevarla a cabo. Una vez firmado recibirás el dinero en tu cuenta.

Información y preguntas frecuentes

 

¿Quién puede unificar las deudas?

 

Está recomendada para personas que se encuentren en una situación económica específica, por lo que no es adecuada para todos los casos. Es recomendable que contactes con nosotros si realmente no puedes enfrentar la situación actual de devolución mensual de diferentes cuotas de préstamos y deudas que tengas contraídos. Con la reunificación podrás salir de esta situación tan crítica para tu hogar y además, si tienes una propiedad será mucho más probable que consigas reunificar tus deudas independientemente de que tenga hipoteca pendiente o esté pagada por completo.

¿Qué deudas puedo reunificar?

 

Una reunificación de préstamos permite unir todo tipo de deudas contraídas en una única deuda. Ya sea el crédito de una tarjeta, las cuotas restantes de un préstamo personal, la hipoteca de la vivienda familiar o cualquier otra deuda. Todas estas deudas se pueden juntar sin ningún tipo de inconveniente y así disfrutar de tener que pagar una sola cuota cada mes.

¿Tienen que ser de la misma empresa?

 

En absoluto. Puedes tener préstamos personales, deudas o microcréditos contraídos con diferentes entidades, bancarias o cualquier otra empresa y solicitar sin problema alguno unificar tus deudas, aquí tienes una selección de bancos con los que trabajamos.

¿Tienen que tener el mismo interés?

 

No tiene por qué. Las deudas a reunificar en un solo préstamo pueden tener tipos de interés diferentes, ya que es algo completamente irrelevante para la reunificación.

¿Qué se tiene en cuenta al hacer el estudio?

 

Para realizar el estudio se observará el capital pendiente de pago de tus préstamos, los intereses a los que se enfrentan cada uno de ellos y las cuotas mensuales actuales, para poder compararlos con las condiciones del nuevo préstamo solicitado. No solo se debe analizar únicamente la solvencia actual, sino también la capacidad futura de hacer frente a los pagos, tratando de evitar un endeudamiento por encima de nuestras posibilidades y adaptando de esta manera la cuota y los plazos.

¿Qué ventajas obtengo?

 

Ofrece principalmente dos tipos de ventajas. Por un lado permite pagar una única cuota mensual cuyo importe será inferior a la suma de todas las cuotas que tengas que pagar en la actualidad. Y por otro lado se consigue alargar el plazo de devolución del préstamo reunificado, logrando con ello una mayor capacidad económica para el hogar.

Desventajas a tener en cuenta

 

Estos son los inconvenientes que hay que tener en cuenta:
  • Con aval de propiedad. Si se va a meter cómo aval para obtener la financiación tenemos que tener en cuenta que en caso de impago el banco nos podría reclamar la propiedad.
  • Aumento del plazo de devolución. Al ser superior el tiempo de la devolución tendremos durante más tiempo la carga del préstamo.
  • El gasto se incrementa. La cuota que pagaremos mes a mes será menor pero la cantidad total que pagaremos finalmente será superior. Aunque el porcentaje de interés del nuevo préstamo sea inferior, al estar pagando más tiempo la suma total aumenta.

Visita nuestro blog para informarte sobre los distintos casos de solicitud, allí explicamos cómo se hace si no tienes aval, estas en Asnef, tienes o no tienes hipoteca y con o sin nomina.

Trabajamos a nivel nacional, consulta nuestras oficinas o localidades donde tenemos presencia.

Guía sobre la reunificación de deudas

En Inmofinan sabemos que pagar las deudas a tiempo es importante, tanto para nosotros como para ti. ¿Te imaginas vivir en un mundo donde no existiera la posibilidad de pedir un préstamo? Eso significaría que más del 70 % de la población no podría hacer frente a los costes que conlleva pagar un vehículo, una casa propia e incluso regalos de navidad o material escolar en algunos casos.

Por suerte, eso no ocurre en nuestra sociedad actual y toda persona que lo necesite puede pedir prestado dinero, siempre teniendo en cuenta que esto conlleva una deuda que ha de ser pagada a tiempo.

El problema reside cuando se acumulan varias deudas y te ves en una situación económica difícil de solventar para poder salir adelante y poder llegar a fin de mes. ¿Qué se puede hacer en estos casos? La solución es muy sencilla: Reunificar deudas

Indice

¿Qué es la reunificación de deudas?

Con este método agruparás todos aquellos pagos que tienes pendientes (préstamos, créditos…) y se harán frente en una única mensualidad. Esto quiere decir que tu cuota mensual estará reducida, dándote así más margen para poder seguir adelante y no tener que estar pidiendo otro préstamo en cuanto termines de pagar el actual. Del mismo modo, los tipos de interés son mejores y podrás acceder más fácilmente a ellos.

Básicamente, puedes verlo como un sistema donde tus deudas actuales se cancelan y, en su lugar, se crea una nueva con la totalidad que restaba. Cuando la reunificación esté completa y tengas que hacer frente a ese nuevo préstamo, no tendrás por qué preocuparte, ya que será más accesible para ti al tener una cuota reducida. Esto se debe a que si sumas todas las cuotas de cada deuda independiente que puedes tener en la actualidad, el pago a desembolsar es mucho mayor.

Del mismo modo, es una opción que debes valorar con detalle y cuidado. Sí, es cierto que todo lo que hemos comentado anteriormente puede hacer que este sistema sea más atractivo a simple vista, pero, también tienes que tener en cuenta que deberás abonar más dinero en intereses, al hacer el nuevo contrato, eso sí, estarás más libre y no tendrás que preocuparte tanto por el simple hecho de únicamente trabajar para pagar las deudas.

En Inmofinan estamos orgullosos de este método porque es el que ha hecho que millones de personas puedan seguir teniendo un techo bajo el que poder dormir. Nuestro objetivo es ayudar a familias como tú, y eso nos está convirtiendo en un referente muy apreciado y querido en la comunidad.

El proceso de dejar de pagar varias cuotas al mes para hacer frente a una sola

Por norma general, no es un camino al que sea casi imposible acceder o muy complicado. Lo que sí que tienes que buscar, será la empresa mediadora correcta. Su trabajo consistirá en analizar tus deudas actuales, los plazos de amortización establecidos y los intereses escritos. Una vez la empresa haya aprobado tu operación, procederá a negociar con las entidades bancarias para poder hacer frente, de la mejor manera posible, a las distintas condiciones de pago que se pueden establecer.

Durante la marcha de este proceso será cuando se cancelen las deudas existentes para reunificarlas en una sola, con unas condiciones completamente nuevas que han sido negociadas previamente. Es importante que recuerdes que el tipo de interés y el plan de amortización puede ser diferente al que tenías en las deudas anteriores. Lo más normal es que esta amortización sea más larga, así pagarás menos a final de mes.

¿Cómo se reunifican los préstamos?

En la actualidad puedes encontrar una gran cantidad de anuncios por la red, de entidades bancarias o de crédito, que te ayudan a bajar los tipos de intereses establecidos para que puedas pagar menos a final de mes. Aunque son una buena opción, nada puede igualar al sistema dereunificación de deudas, debido a que harás frente a todo lo que tienes que pagar, en una única cuota y todo en la misma entidad.

El principal objetivo de este sistema es que tus necesidades puedan satisfacerse de la mejor forma posible. Está dirigido a un público en especial: aquellas personas que no
pueden permitirse hacer frente a ese elevado coste, o presentan dificultades para pagar sus deudas.

Es posible que, por un fallo de cálculo donde no hayas podido prever los costes de tus deudasde forma correcta, estés pasando un mal momento. Lo bueno es que ya no tendrás que preocuparte por ello.

Como hemos comentado, si te encuentras en un momento de mucha debilidad económica,estudia bien todas las opciones para que no te encuentres, sin quererlo, en un estado de perjuicio mayor.

¿Cuánto dinero es posible solicitar?

Esta es una de las mayores preguntas que se hace la gente y dependerá de diferentes factores. Dependerá de la totalidad de los ingresos que hayas podido demostrar a la hora de entregar los documentos.

En el caso de que sí exista una hipoteca, es posible que la mayoría de estas puedan refinanciarse, como mucho el 80 % de la totalidad del valor de tasación de mercado, también conocido como VTM. También depende de la infraestructura que estés pensando o quieras que corra con los riesgos de la hipoteca.

Solo para ponerte un ejemplo de ello: si la infraestructura escogida tiene una tasación de 1.000.000 de euros, únicamente podrías acceder a 800.000 euros por medio de esa propiedad.

En el caso de que, al hacer el cálculo total del importe mencionado anteriormente con los costes de la operación sea menor, la operación podrá llevarse a cabo. En el caso contrario, deberás añadir algún nuevo tipo de infraestructura hasta que la cantidad que aportas sea superior a la deuda.

¿Hay que presentar documentos?

La respuesta es sí, se debe preparar un expediente en la entidad bancaria correspondienteque hayas escogido para esta nueva forma de poder solventar las deudas.
Lo primero que tienes que hacer es ordenar todas las tarjetas que se encuentren haciendo frente a la deuda y documentarlas. Por norma general, te deberán solicitar los tres últimos recibos de cada préstamo para que estén seguros de que estás cumpliendo con los pagos.

Una vez solucionado este apartado, el siguiente es poder suministrarles información sobre tus ingresos mensuales:

  • Autónomos: Deberás presentar la declaración del IVA, el IRPF del año anterior, toda tu vida laboral y los movimientos que se han realizado en tu cuenta bancaria durante los últimos 6 meses.
  • Pensionistas: Deberás presentar la declaración del IRPF, los movimientos que se han realizado en tu cuenta bancaria durante los últimos 6 meses y el informe anual donde se encuentren establecidos tus ingresos de la Seguridad Social.
  • Asalariados: Deberás presentar las tres últimas nóminas que has recibido, la declaración del IRPF, tu vida laboral completa, los movimientos que se han realizado en tu cuenta bancaria durante los últimos 6 meses y tu contrato de trabajo actual.

Sin importar en el régimen en el que te encuentres inscrito, también deberás presentar los siguientes documentos:

  • DNI de aquellas personas que estén haciendo frente a la deuda.
  • En el caso de que exista o pueda existir la probabilidad de un embargo, sé necesitarán los actos judiciales y cartas de abogados si las hubiese.
  • Última tasación realizada a la infraestructura en la que vayas a realizar la hipoteca.
  • Recibos de los últimos pagos de los préstamos.

Todos estos documentos son posibles enviarlos mediante fax, correo ordinario o correo electrónico. Una vez se hayan recibido, debería ser la propia empresa la que se ponga en contacto contigo para informarte de su estudio.

Dependiendo del caso particular de cada persona, es posible que se puedan solicitar algunos documentos extra, pero eso debe ser tu gestor particular quien te lo diga. Ningún caso es igual que otro, pero, por norma general, no serán documentos a los que sea muy difícil tener acceso.

Cuando hayas podido demostrar que tienes una cantidad determinada de ingresos mensuales y que la propia entidad bancaria esté segura de que estás en situación de afrontar el pago, el siguiente movimiento será aportar los datos de la propiedad donde irá la reunificación de la deuda que estás solicitando. Para ello, debes aportar una nota simple y una escritura de propiedad.

Una vez hayas llegado a este punto, podrán realizar un pequeño estudio para saber si la operación que estás solicitando es viable para todas las partes.

Entonces, los documentos que se necesitas son: Recopilación de deudas, una demostración de los ingresos que recibes y, únicamente en caso de que exista algún tipo de aval de propiedad se necesitarán las escrituras y una nota simple.

Gastos de la reunificación de deudas

En otros apartados ya hemos hablado de los gastos que puede conllevar la reunificación. Ahora vamos a pasar a explicarlos con más detalle:

  • Debido a que la solicitud también conlleva la cancelación de los préstamos para incluirlos todos en un mismo documento, debes hacer frente a las comisiones que se establezcan, como la de cancelación y/o amortización anticipada.
  • También debes de formalizar la nueva hipoteca a la que vas a hacer frente, que conlleva unos gastos a tener en cuenta, como el coste de la tasación de la infraestructura, la apertura de hipoteca, los diferentes actos jurídicos documentados y los honorarios que debes ofrecer a la propia notaría que lleve tu caso.
  • El último dato viene por parte de si decides o no gestionar las deudas reunificadas por medio de una agencia que actúe de mediador, que también tiene unas tarifas a las que debes hacer frente. Si lo haces a través de tu entidad bancaria, es posible que no se cobren las diferentes comisiones cuando lleves a cabo la operación. Todo dependerá del banco con el que trabajes, cada uno tiene unas normas, características, ventajas y beneficios distintos y debes valorarlos por ti mismo.

¿A qué tipo de empresas puedo acudir?

Al igual que hemos estado diciendo, lo primero que debes hacer es informarte sobre los tipos de empresas que pueden llevar a cabo la actividad de la unificación de deudas. En términos generales, son las siguientes:

Entidades intermediarias

Lo primero que tienes que tener claro si acudes a entidades intermediarias, es que su objetivo no es reunificar las deudas en sí, sino ayudarte a encontrar una entidad financiera, banco o empresa que pueda hacerlo.

Si te decantas por ellas, es muy posible que el costo total de la reunificación puede elevarse debido a que también deberás hacer frente a los honorarios de estas personas. ¿Cómo funciona? Lo primero que harán será cobrarte una pequeña suma de dinero que les ayude a realizar el estudio de tu caso, rellenar los documentos que estén destinados a las entidades bancarias y el pago de la cuota.

Es posible que, aun habiéndote hecho cargo de esa pequeña suma, no se consiga el objetivo final, que es ayudarte a encontrar aquella empresa que pueda suministrarte los fines para lareunificación de deudas. En este caso, es muy probable que el dinero no puedas llegar a recuperarlo debido a que fue una pequeña inversión para empezar una actividad que se llevó a cabo.

Nosotros no cobramos nada por adelantado, solo cobramos honorarios en el caso de que la financiación sea viable.

Entidades financieras

La labor de estas entidades se centra en proceder a la reunificación del préstamo que tanto tiempo llevas esperando. También debes hacer frente a las cuotas que puedan existir, como la de la nueva deuda.

Ya sabes que una nueva deuda significa cancelar las anteriores, y para ello también existen comisiones. Es cierto que mediante este método el coste total puede llegar a resultar algo más bajo que si te decantas por la ayuda de una entidad intermediaria, sin embargo, sí que es verdad que pueden existir contratos más complejos que requieran de un mayor tiempo de estudio para estar pendiente de todos los apartados. Puedes buscar las diferentes ofertas que existan, y compararlas entre las distintas entidades para saber cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades finales.

En el caso de que no te veas capacitado para acudir directamente a las entidades financieraspara realizar tus gestiones, volvemos a repetir, busca asesoramiento de gente experta en el sector para que pueda guiarte en el camino.

¿Puedo solicitar una reunificación de deudas si estoy inscrito en ASNEF?

Para los que aún lo desconozcan, ASNEF significa: Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, aunque antiguamente era conocido como Asociación Nacional de Entidades de Financiación.

En esta asociación es donde están las listas de morosos, es decir, de aquellas personas que tienen deudas pendientes o que se niegan a pagarlas. Si alguna vez has estado apuntado en ella, es posible que se te tenga en una especie de lista negra para que no se te suministren los préstamos que solicitas, debido a tus malos antecedentes.

Como seguramente ya habrás podido deducir, es imprescindible no estar en el ASNEF. Las entidades bancarias no dan tregua a este tipo de personas y, la respuesta siempre será la misma.

Tu primer objetivo entonces será que eliminen tu nombre de la lista, y eso se hace pagando las deudas pendientes. Será entonces cuando podrás solicitar tu préstamo para reunificar deudas.

Claro está, si estás en esta situación lo más seguro es que no puedas permitirte el lujo de perder más dinero. ¿Qué puedes hacer entonces? Pedir prestado dinero a un amigo y/o familiar para eliminar tu deuda del ASNEF o, en casos extremos, acudir a créditos de
capital privados.

Del mismo modo, si las personas de tu entorno conocen de estos detalles, es posible que tampoco te presten dinero debido a tu mala fama. En este caso lo más seguro es que tu única opción sea acudir a inversores privados, pero eso significaría estar cada vez metido en más deudas cuando tu objetivo es salir de ellas.

Volvemos a insistir, con cualquier duda, Contactanos y podremos ayudarte.

¿Cómo puedo saber si me conviene?

No se puede dar una respuesta clara y precisa a esta pregunta. Esto es debido a que dependerá del tipo de endeudamiento al que estés haciendo frente en la actualidad, y otro tipo de factores como: tu situación laboral, en qué estado se encuentra económicamente la familia, si la deuda que debes pagar es extremadamente elevada, cómo, cuándo y porqué apareció ese desequilibrio financiero e incluso el tipo de préstamos que hayas solicitado.

¿Por qué hemos hecho referencia a la situación económica por la que está pasando la familia? Porque, por desgracia, suele ser cada vez bastante más habitual que los ingresos hayan disminuido, debido a que un integrante de la familia, por el motivo que sea, haya perdido su trabajo. Incluso puede darse el caso de que a más de un integrante le haya ocurrido. En esta ocasión es posible que la reunificación no sea aquello que estás buscando, pero, siempre puedes acudir a un especialista para que te dé un punto de vista objetivo sobre qué hacer o no. Siempre existe un factor de riesgo, que es en el que más énfasis tienes que poner para que no se te acarreen más problemas en el futuro.

Debes de tener en cuenta que, en caso de que estés recibiendo algún tipo de ayuda por estar desempleado, estos no son tenidos en cuenta a la hora de que el endeudamiento familiar se calcule. Esto quiere decir que no sirve al no existir ningún tipo de ingreso derivado de una actividad profesional. Motivo por el que no se podría hacer frente a la nueva deuda.

En el caso de que sí que existan ingresos suficientes para poder acceder al pago de la cuota, pero por el motivo que sea se haya disparado, si se puede valorar. Un ejemplo claro puede ser que hace tiempo solicitaras algún tipo de préstamo personal y, debido a que los ingresos mensuales han disminuido, a día de hoy te es imposible poder hacerles frente.

Reunificación con hipoteca

A día de hoy, la reunificación hipotecaria es el sistema por el que más gente se decanta a la hora de agrupar las deudas en una sola. ¿Cómo funciona? Para llevarla a cabo debes tomar ventaja sobre el mercado de vivienda español. Según las estadísticas, el 80 % de la población de nuestro país es propietaria de la vivienda en la que se encuentra residiendo. Esto quiere decir que puedes ofrecer tu propia casa como garantía de pago o aval en el caso de que no puedas hacer frente, por el motivo que sea, al pago de la nueva deuda que se haya establecido.

Para ello debes solicitar una hipoteca sobre una infraestructura de tu propiedad y, mediante el importe que consigas, proceder a la cancelación de todas las deudas que aún puedas tener.

¿Por qué es la opción más solicitada? Porque las hipotecas tienen unas condiciones más favorables para el propio deudor que cualquier tipo de préstamo que puedas solicitar. Además, la entidad bancaria también estará protegida por qué, si no haces frente a los pagos, saben que están en su derecho de utilizar el inmueble como garantía.

Como dato negativo, no podrás acceder a la reunificación hipotecaria en el caso de que no tengas una vivienda en propiedad y, en caso de que sí la poseas, no debe estar cumpliendo otra hipoteca. Si por el contrario, el periodo para terminar tu actual hipoteca está a punto de cumplir, siempre puedes informarte para saber si la aceptarían o no.

Sin embargo, al igual que tiene datos negativos, también los tiene positivos. Para la mayoría de las personas es una opción más que interesante porque les permite hacer frente a las condiciones de pago y acceder a otras mejores.

Del mismo modo, debes de tener en cuenta que además de conocer los gastos que conlleva cancelar préstamos personales, tendrás que hacer frente al de la hipoteca. Esto conlleva la notaría, el registro de propiedad, impuestos, gestoría, seguros, etc. Pero del mismo modo, conseguirás unas condiciones muy ventajosas que son difíciles de poder ser igualadas.

Reunificación sin hipoteca

El objetivo es que puedas solventarla por medio de un préstamo personal. Para ello, debes solicitar alguno de sus productos teniendo en cuenta el valor de las deudas que tengas acumuladas y, que este sea lo suficiente alto para que los préstamos a los que estabas haciendo frente queden suscritos.

Al igual que hemos dicho en los párrafos anteriores, deberás hacer frente a un nuevo préstamo, con unos nuevos intereses y deberás fijarte en las condiciones que estén establecidas. Ten en cuenta siempre que cada producto financiero tiene unos diferentes gastos de subrogación y/o cancelación y, en caso de que quieras proceder a su cancelación, también deberás abonar unos costes extra. De este modo, cuando se haga la reagrupación de tu deuda, puede que el total que debes pagar crezca un poco.

Lo más normal es que si vas a hacer decantarte por esta opción, lo hagas para cumplir con deudas que no sean grandes. Ten siempre en cuenta que las entidades financieras no quieren poner la mano en el fuego por aquellos clientes que no tienen propiedades, o que sepan qué van a tener dificultades para realizar los pagos que estén establecidos.

Avalista

En el caso de contar con la ayuda de un avalista, las opciones son diferentes. Si encuentras a alguien que actúe como aval para ti, ya sea por medio de sus propios ingresos o bienes, podrás hacer frente a tu deuda y, esto puede hacer que la entidad bancaria cambie de opinión.

La mejor opción es contar con un avalista solvente que pueda concederte el préstamo necesario. En este caso tu nuevo objetivo será reorganizar tus deudas. Al igual que todo, conlleva sus riesgos ya que puede darse el caso de que en algún momento no puedas hacer frente a pagar la cuota que esté establecida. ¿Qué ocurre entonces? El deudor puede actuar en contra del propio avalista.

¿Ventajas de la reunificación de deudas para hacer frente al pago del préstamo?

Siempre debes de tener en cuenta que el objetivo principal es conseguir reducir lo máximo posible el importe al que debas de hacer frente cada mes. De este modo tienes una mayor disponibilidad para proceder a su liquidación, y puedes llegar a final de mes más desahogado y con muchas menos preocupaciones.

También debes conocer que al ser tú el cliente, puedes beneficiarte de únicamente hacer frente a un tipo de pago donde estarán agrupadas todas las deudas con un mismo interés, en lugar de hacerte cargo de diferentes pagos, cada uno con un interés distinto. Dependiendo de tu acuerdo con la entidad, es posible que ese interés sea especialmente bajo, incluso menor que el que se hace frente al pedir un préstamo personal.

Es un método muy práctico en el que podrás reducir el plazo de devolución de los préstamos solicitados, y mejorar tanto tu beneficio propio como el del resto de personas que te rodean.

Podrás comprobar por ti mismo como el principal resultado que se intenta lograr es que tu liquidez mensual esté mejor compensada, hacer frente a unas cuotas mucho más reducidas, que los intereses a pagar sean menores y la posibilidad de empezar a vivir otra vez sin deudas en el menor tiempo posible.

Podrás realizar compras o darte algunos caprichos que antes no podías, debido a que empezarás a ahorrar y a quitarte un gran peso de encima, así como muchos quebraderos de cabeza.

¿Existen riesgos cuando realizas una reunificación de deudas?

Al igual que en todo, existen unos riesgos que debes de tener muy en cuenta, es por ello que desde Inmofinan queremos que entiendas todo antes de que des el paso decidas hacer una Unificación de deudas.

Igual que hemos comentado en los apartados anteriores, no existe un caso que sea igual que otro, por eso es importante que, si no tienes mucha experiencia en estos temas o no terminas de tener clara tu solución, ponte en contacto con nosotros.

Es normal que existan variables en todos los casos, imagina que la infraestructura que has elegido tiene diferentes cargas registrales o ya se encuentra actualmente hipotecada, no podrías volver a utilizarla hasta que no termines de pagar la actual. Por eso mismo, si existe algún tipo de añadido, se incorporarán automáticamente a la hipoteca.

Préstamos personales e hipotecas

Como última opción, es posible que hayas pensado en solicitar un nuevo préstamo personal para ahorrarte los intermediarios. Existen distintas herramientas en internet que puedes tener en cuenta para hacer tus comparativas, y así acceder a la oferta que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

¿Existen más opciones para acceder a una reunificación de deudas?

Quizá alguna vez hayas escuchado hablar a alguien sobre las quitas de deudas. Esto no son más que un acuerdo establecido entre la persona que tiene que pagar el préstamo y los acreedores, para solucionar espacios de tiempo en los que no se han realizado los pagos de la propia deuda. En este caso, el acreedor puede renunciar al cobro de una pequeña parte de la deuda mientras se le asegure que el resto va a ser pagado.

Aunque suena como una opción muy apetecible a simple vista, debes saber que este tipo de operaciones financieras puede hacer que el interés del resto de deudas aumente.

Existen dos inconvenientes principales que debes conocer:

  • Existe un periodo de pago aumentado debido a que la aportación mensual se reducirá. Esto significa que estarás haciendo frente a la deuda durante más tiempo y estarás obligado a cumplirlos. También es posible que aumente la cantidad total, dependiendo del tipo de interés que se haya establecido.
  • Al final acabarás pagando más dinero por estos mismos intereses.

En Inmofinan te ayudamos

En Inmofinan tenemos en cuenta todos los aspectos listados anteriormente y queremos trabajar para ayudarte a que tengas una mejor vida y una mayor estabilidad económica.

Ahora te toca a ti dar el paso y valorar si esto es realmente lo que necesitas para poder seguir adelante. Puedes contactar con nosotros aquí.

Tenemos acuerdos con los mejores bancos de España

Logo del banco Bankinter
Logotipo del Banco Popular
Logotipo del banco BBVA
Logotipo del banco Sabadell
Mapa donde s muestra la ubicación de la oficina principal de Inmofinan

Donde esta Inmofinan

Dirección
Calle Cataluña 17, local 71-72

28903, Madrid, España.

Horario de atención
L a J 9:00-18:30, V 9:00-14:00

Información de contacto
Llámenos: 916 646 291
Llámenos: 671 671 944
info@inmofinan.es